Arroz a la cubana en 2 texturas

Me pedían la receta y me ha costado publicarla, pues consideraba que no era un gran plato pero esque… siempre menos es más y el recuerdo del sabor a infancia del arroz a la cubana no puede faltar en mi sitio; reinventamos!

INGREDIENTES:

  • Arroz integral remojado previamente 12h.
  • Tomates frescos maduros
  • Un diente de ajo
  • Perejil fresco o seco
  • Pebrella (si gusta)
  • Una hoja de laurel
  • Sal gris de Guérande u otra sal natural
  • AOVE
  • Caldo de verduras o agua
  • Un chorrito de sirope de dátil
  • Pizca de pimienta

ELABORACIÓN:

  1. Escurrir y lavar el arroz. Poner a hervir junto con la hoja de Laurel, pebrella, sal, pimienta y el caldo de verduras.
  2. Mientras tanto rallamos los tomates o los troceamos en daditos pequeños. Resevar.
  3. En una sartén salteamos el ajo picado con un chorro de AOVE y retiramos antes de que se dore.
  4. Añadimos el tomate y rehogamos a fuego medio hasta que reduzca lo suficiente su agua. Ahora es momento de incorporar de nuevo el ajo, el sirope de dátil y el perejil picado, dejar un minuto más con el fuego bajo, tapar y dejar reposar.
  5. Dividimos el arroz en 2 partes; una de ellas la trituramos con caldo de verduras y opcionalmente con alguna verdura que ya tengas cocinada al vapor o salteada,  (yo lo hice con un pedacito de romanesco al vapor). Empieza con poco líquido y ve añadiendo el que sea necesario, para que no te quede una consistencia demasiado líquida como la de una crema o puré; debes poder “pegar ladrillos con ella”. No tritures del todo el arroz, deja grumitos, pues de ésta forma es más agradable comerlo. Rectifica de sal si es necesario.
  6. Reserva el resultado en la nevera.
  7. Mezclamos la mitad de salsa de tomate con el arroz entero, servimos y emplatamos a nuestra manera con un poco de perejil picado por encima si gusta.
  8. Pasados mínimo 30 minutos, sacamos la preparación de la nevera, untamos un molde redondo o como te guste de emplatado con AOVE y disponemos en su interior la segunda textura, apretamos un poquito para que tenga consistencia y no se destruya al desmoldar.
  9. Servimos con la salsa de tomate por encima.
  10. Opcional; si comes huevo, a éste clásico no le puede faltar, así que de forma saludable puedes rallar un huevo duro o 2 para acompañar el delicioso arroz.

Nota: Puedes calentarlo en el horno un poco antes de comerlo o al baño maría.

Bon Appetit!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s